Teatro Maravillas


Teatro Maravillas


El Teatro Maravillas es una sala teatral situada en el madrileño barrio de Malasaña. Es heredero de varias salas del mismo nombre, la primera de ellas inaugurada en 1887.[nota 1][1]​ En 1999 se cerró por motivos de seguridad, volviendo a abrirse en otoño de 2005, ya remodelado y por los mismos artistas con los que fue clausurado, los humoristas Faemino y Cansado.[2]

Historia

En sus comienzos fue un teatro veraniego desmontable pero casi siempre ubicado en el mismo barrio. Este "Teatro Maravillas", el tercero con tal nombre, en la misma zona, fue inaugurado en 1889 con la zarzuela Las hijas de Zebedeo de Ruperto Chapí.

A partir de 1919, y durante dos años, cambió su nombre por el de Madrid Cinema; las décadas siguientes alternó funciones de cine y teatro musical. Tras la Guerra Civil Española, el teatro se especializó en el género de la revista.

El 15 de julio de 1979, un atentado con bomba en la calle de Manuela Malasaña provocó enormes daños en la estructura del edificio.[3]​ En 1993, el teatro recibió una subvención de la Comunidad de Madrid para su rehabilitación. Poco después el propietario en aquel momento, Luis García Ramos, solicitó la descatalogación del local para construir 37 apartamentos.

El 18 de febrero de 1999, cuando estaba en cartel una obra de los humoristas Faemino y Cansado, el Ayuntamiento de Madrid decidió cerrarlo por deficiencias en la estructura. La remodelación, incluyó la demolición del antiguo edificio y la construcción de un nuevo inmueble de pisos de vecindad, un Hotel Ibis (cadena Accor) y un nuevo y modesto Teatro Maravillas, que reabrió sus puertas el 2 de noviembre de 2005 bajo gestión de Pedro Larrañaga.[4]

Entre las personalidades del mundo de la interpretación que pisaron su antiguo escenario (ya desaparecido), hay que mencionar a Sarah Bernhardt (1922), Rosario Pino y Raquel Meller.

Obras representadas (selección)

Referencias

Notas

Enlaces externos

  • Web oficial

Teatro Maravillas


Langue des articles



Quelques articles à proximité